Necesitar un respiro y terminar frente al mar no es ninguna casualidad. El conjunto de olas, arena y sal produce mucha relajación y el ambiente de un día de playa mucha alegría. Tantos son los beneficios que tiene el mar en el cuerpo humano que la Organización No Gubernamental Kind Surf vio este espacio el lugar perfecto para desarrollar una labor única: Surf como terapia para personas con diversidad funcional.

Así lo cuenta Arantxa Guirao, psicóloga y coordinadora del programa de continuidad de Kind Surf que se lleva a cabo en Valencia junto con la escuela Mediterranenan Surf (Alboraya, La Patacona). “Este proyecto se materializa a través de escuelas de surf, aunque la ONG principal está en Madrid” dice ilusionada al hablar de los orígenes de la ONG.

Foto del programa de continuidad de Kind Surf en Valencia. Fuente: Mediterranean Surf

Cuenta como su fundadora Almudena Fernández, modelo y eco-activista junto con el surfista internacional Aritz Aranburu, ambos con una enorme pasión por el surf, fundan Kind Surf con la intención de acercar este deporte a personas que no podían costeárselo y estaban en riesgo de exclusión social. “El primer evento que se hizo de Kind Surf fue con Mediterranean Surf en el 2012, eran jornadas de manera puntual en diferentes localizaciones nacionales e internacionales. Lo que pasó después es que empezaron a ver el impacto positivo que esto tenía en los participantes, además de una acogida muy buena. Así en 2017 se empieza en Mediterranean Surf a hacer un programa de continuidad, es decir, en vez de jornadas que duraban un día, hacer un periodo de clases durante meses para que las personas que se vieran envueltas en el proyecto tuvieran una continuidad y unos objetivos que perduraran en el tiempo”.

“No es lo mismo decirle al participante vamos a la clínica que vamos a la playa ”

Es, por el momento, en Valencia y en Zarautz (País Vasco) donde quién lo necesite puede acceder a este programa de continuidad que consta de 6 meses en los que los participantes acuden a la escuela una vez a la semana para practicar surf con la ayuda de un monitor especializado en surf adaptado. “Aunque todos tengan un perfil parecido, las necesidades y los objetivos son totalmente diferentes” insiste Arantxa al explicar el proceso de este programa en el que nos cuenta que el trato es totalmente personalizado y que llevan un registro individual de los objetivos que se van consiguiendo. “A lo mejor con un chaval tenemos el objetivo de trabajar la motricidad o el equilibrio, pero con otros igual tenemos más metas de carácter emocional como autoestima o habilidades sociales.”

Y ahí está la figura de esta psicóloga, que de manera contundente insiste: “lo que se trabaje en nuestras clases de surf interesa que se extrapole a todos los ámbitos de los participantes. Añade también la próxima incorporación al programa de continuidad de Eme Cabanyes, una chica con diversidad funcional física, que tal y como informa EFE, perdió una pierna debido a un cáncer, pero esto no le frena para querer volver al agua. “Tiene una prótesis y estamos muy emocionados con este tipo de participantes, dice Arantxa ante esta nueva incorporación al programa de continuidad.

Foto del programa de continuidad de Kind Surf en Valencia. Fuente: Mediterranean Surf

“Son personas que no están acostumbradas a enseñar a los demás a hacer algo en lo que solo ellos son mejores”

Los beneficios son muchísimos, así lo explica entusiasmada Arantxa, que, aunque dice haberse incorporado hace tan solo 3 meses, insiste que ya ha tenido tiempo de ver mucha mejoría en la mayoría de los participantes. “Es un listado enorme” dice cuando le preguntamos de manera específica por los efectos positivos. “Las habilidades sociales se ven fortalecidas, la comunicación también. A muchos de ellos les cuesta comunicar lo que están sintiendo y en este aspecto se ven muy beneficiados. El autoconocimiento de uno sobre su cuerpo y las sensaciones que este tiene, que a nivel cognitivo es muy importante. La concentración, la memoria, la capacidad de reacción…es que hay tantas cosas. A nivel emocional también: la empatía y sobre todo la autoestima, la seguridad y la confianza

Durante la explicación la psicóloga advierte que cualquier deporte haría que hubiera una mínima mejoría en la vida de estos niños. No solo físicos o intelectuales sino beneficios en las relaciones sociales, que tantas veces cuesta a personas con síndrome Asperger o del espectro autista, entre otros, ya que componen una gran mayoría de los abonados. Esto es posible porque “ son personas que no están acostumbradas a enseñar a los demás  a hacer algo en lo que solo ellos son mejores ” declara Arantxa.

Dice que es gracias al feedback que reciben de los padres cuando es consciente del bien que esta práctica tiene en estas personas. “Muchos de ellos me dicen que sus hijos no están acostumbrados a una actividad que los padres, hermanos o amigos no hagan también, entonces al llegar a casa, te quieren explicar cómo se surfea porque el resto no sabe y además es un deporte difícil. Eso les da una satisfacción brutal además de activar unos mecanismos de comunicación dentro de los núcleos familiares y ahí ya estamos extrapolando los beneficios.”

“No están acostumbrados a que se les elogie por una actividad que de repente solo ellos saben hacer”

P: Si cualquier deporte es válido, ¿porque deberían estos niños hacer surf?

R: Aunque insisto en que cualquier actividad puede ser, si es ajustada terapéuticamente, aquí se mezclan dos disciplinas que es el surf y la terapia ocupacional que es una mezcla muy poco común. El mar reúne unas condiciones que ya de por sí son beneficiosas. La ionización de las olas sin ir más lejos, hace que la energía sea super positiva. el océano y el mar es sanador, nosotros lo llamamos espumoterapia jajajjaja, siendo el término correcto terapia de surf (Surftherapy). Es llevar la terapia a un entorno natural. Además, el neopreno y la presión del agua es muy positivo para su consciencia corporal y sensaciones.

P: ¿Cómo ha afectado el COVID-19 al desarrollo del programa de continuidad?

R: Ahora, por ejemplo, que los centros deportivos están cerrados, desde el programa de surf adaptado sí podemos, porque los ratios son pequeños. Un técnico tiene un participante y en cualquier caso con estos colectivos no se aplican estas restricciones porque se entiende que una persona con estas características necesita de manera fundamental para su vida esas actividades

Foto del programa de continuidad de Kind Surf en Valencia. Fuente: Mediterranean Surf

Pese a esta información positiva que desvela Arantxa es cierto también que, como todos los sectores, se vieron muy afectados durante el confinamiento. Así lo recoge la memoria 2020 de la actividad de la ONG en Valencia registrada el pasado año que indica como el primer trimestre de este programa de continuidad no se pudo realizar con los efectos negativos que eso conllevó para las personas participantes.

No solo eso, también se han visto obligados a cambiar, lógicamente, su manera de actuar y recaudar fondos y ajustarse a las medidas sanitarias exigidas. Esto ha supuesto la cancelación de eventos importantes. “A lo que son las jornadas, que era un evento con muchísimos participantes y voluntarios, ha afectado muchísimo porque casi no hemos podido realizar y la que se ha llevado a cabo ha sido con las personas contadas. También nos ha afectado en nuestras mayores fuentes de generar ingresos propios que son los eventos benéficos y los mercadillos que todos los años realizábamos”, apunta apenada Arantxa.

Con “Fundación La Caixa” como patrocinador, entre otros, siguen abiertos a entidades que quieran ayudarles a financiar este proyecto que tantos beneficios tiene en personas que realmente lo necesitan.

La terapia al aire libre y en medios naturales es posible, así lo explica con paciencia y mimo Arantxa, que tras muchos años en una consulta advierte: “yo he pasado muchos años terapia en la clínica y de repente veo que en un medio natural se reúnen muchas de las condiciones que se crean en la consulta de manera artificial y es mágico. Hay una serie de factores que en un espacio artificial nunca podrías llevar a cabo y esa combinación con el ocio es un punto a favor.”

¡Atención!: Esta entrevista fue realizada el 20 de febrero del 2021 en Valencia, España. Por tanto, las medidas comentadas ante la prevención del COVID-19 pueden haber cambiado