La aplicación de bailes, challenges y chistes está cambiando la forma de comunicarse de una sociedad mundial entera y los mensajes que llegan a los más jóvenes son muy peligrosos para su salud mental.

“Tenemos que hablar sobre TikTok” dijo la influencer Danae Mercer en su cuenta de Instagram hace unas semanas. A esta frase le acompañaba el reto viral del momento entre las jóvenes que consiste en dar una vuelta con el cable de los auriculares a la cintura para ver si están o no lo suficientemente delgadas, también llamado #EARWAISTCHALLENG. Con este hastag TikTok, la plataforma más usada del momento, ha conseguido que muchas chicas alrededor del planeta decidan realizar este reto, reforzando, así, la idea de que hay un cuerpo perfecto al que se debe llegar.

No es el único “reto” sobre el físico que se ha hecho famoso entre las usuarias de esta red social pues hace tan solo unas semanas se viralizaron varios vídeos de chicas utilizando un corsé para reducir, poco a poco, el tamaño de su cintura. En los vídeos se ve a estas con una entereza sorprendente y hablando de cosas como el apetito que pierden debido a la fuerza que esta prenda ejerce en su abdomen como si eso fuera algo a lo que se deben acostumbrar.  

Búsquedas sobre «Corsé» y «tiktok «en la red social Twitter.

“La información que se recibe hoy por redes sociales puede ser muy tóxica en muchos casos. Vidas perfectas, cuerpos perfectos, dinero, lujos… Distorsionan la realidad.” Afirma Mara Jiménez, más conocida como @croquetamente_ por hacer TikToks de, justamente, todo lo contrario.

“Gente gorda haciendo cosas” es la frase con la que esta Influencer se ha hecho un hueco en las casas de muchos usuarios que han visto en ella una bocanada de aire fresco en medio de tanto hiperrealismo. “Si alguien tiene súper interiorizado que esos cuerpos y esas vidas son las únicas válidas, nada de lo que le digas le hará entrar en razón. Creo que lo importante es mostrar en redes diversidad, hablar de salud mental, lanzar todo el tiempo ese mensaje y que entre toda la locura de información que se recibe, las personas también encuentren algo de refuerzo positivo.”

Tras verse afectada por estos mismos cánones de belleza que ahora deconstruye, Mara Jiménez vio que estaba perdiendo el tiempo enfrascada en una realidad imposible de alcanzar y construida, en parte, en las redes sociales que estaba consumiendo. Afirma que fue, precisamente, esa importancia que tienen las redes sociales en nuestro día a día lo que le hizo querer participar en ellas de forma pública. “Sabía que, si quería que mi mensaje llegara, tenía que salir ahí fuera. En redes sociales la información y el contenido vuelan y yo he podido comprobarlo en mi propia piel. Me daba reparo por la exposición negativa, pero para mí era más importante que mi mensaje llegara.”

«La gordofobia está en todos lados, no es que se intensifique en redes, solo que detrás de una pantalla todos nos podemos amparar en la libertad de expresión para decir cualquier cosa y no sentir remordimientos.»

Mara Jiménez

Es tanto el cambio que esta plataforma está generando en la comunicación del siglo XXI que es imprescindible que el mensaje que llegue a los más jóvenes sea uno cercano a la realidad donde se les explique que la perfección no existe y que en redes sociales se pueden modificar muchos factores para que sí lo parezca.

Ese es el mensaje que intenta enseñar Mara Jiménez en su cuenta de TikTok, que con vídeos como este quiere exponer las actitudes más tóxicas de esta plataforma:

@madredecroquetas

IDEA ORIGINAL: @nannymacb esto es ✨HUMOR✨ y NO se admiten ofendidit@s, faltas de respeto ni debates🙏🏼 #bodypositive #stopgordofobia

♬ sonido original – Mara Jiménez
TikTok de Mara Jiménez

No creo que haya que tener estudios de medicina para saber cuando una persona padece obesidad” dice una usuaria respondiendo al vídeo de Mara. “Todo el puto mundo puede opinar lo que sea”, dice otro. “Bueno yo opino que, si ves una persona con sobrepeso, o una persona esquelética está bien hacerle entender que debe cambiar hábitos para mejorar” opina una tercera. Aunque el mensaje que ha dado mara en su vídeo es claro y sencillo mucha gente no entiende por qué no se debe opinar sobre el físico de una persona y siguen convencidxs de que esa es una actitud aplaudible.

“Siempre hay alguien que no entiende ni quiere entender lo que defiendo, que es el respeto, la inclusión y la diversidad corporal, pero al final aprendes que no puedes liderar todas las batallas. Mi comunidad la componen personas que, como yo, se han sentido señaladas en esta sociedad y no han podido encontrar un hueco por el mero hecho de habitar el cuerpo que habitan. Son personas que necesitan ver que existe vida más allá de contar calorías o medir su belleza por el peso de la báscula y me siento muy feliz de poder contribuir en su proceso de aceptación corporal.”

«Debemos ser conscientes de que las redes sociales ya no entienden de edad, todo el mundo quiere estar ahí por lo que nuestro contenido debe ser respetuoso, inclusivo y sobre todo con valores. «

Mara Jiménez.

La poca consciencia del problema que puede generar entre los más jóvenes este tipo de mensajes ha llegado demasiado lejos. Así enseñaba el pasado 21 de marzo el programa “324.cat” de TV3 como niñas de una clase de sexto de primaria, quienes tan solo tienen 11 años, decían que su propósito del 2021 era adelgazar porque no se encontraban a gusto con su cuerpo.

“¿Por qué yo no soy tan perfecta como ellas?” dice una de las niñas de este reportaje al hacer referencia a las Influencers que sigue en redes sociales. Estas mismas son las que al volver a casa del colegio consumen TikTok y ven retos como los comentados, que, sin duda, no ayudan a que los complejos generados se disipen. Al contrario, los agravan y mucho. ¿Cómo puede la sociedad hacer entender a estas niñas que estos retos son peligrosos y absurdos?

“Hablando de los riesgos que comportan. Dejemos de quedarnos callados ante las atrocidades, ante el odio, ante las injusticias y plantemos cara de una forma pacífica y educativa. Creo que todo esto se combate con educación, no ignorando el tema” afirma rotundamente Mara Jiménez, quien seguirá mandando este mensaje claro de amor propio desde sus redes sociales para luchar contra la otra cara de TikTok, una muy tóxica que, por desgracia, está cada vez más presente.