Encontrar una talla en una tienda puede ser una odisea. Lo que hace unos años podía ser una 36-38 o una M, ahora es, en muchas tiendas, una 40 o una L. Y este baile de tallas afecta aún más a las personas que no tienen un físico normativo, ya que, pese a que cada vez son más las firmas que apuestan por extender su tallaje, muchos cuerpos todavía no se ven representados en las tiendas más conocidas.

Paula Cal, @vistetuscurvas en Instagram, nunca se sentía identificada en la época de los blogs de moda, y por ello decidió abrir el suyo propio. Su objetivo era, en aquel momento, compartir sus looks y demostrar que su talla no le limitaba para vestirse como ella quería, a pesar de que la industria de la moda nunca se lo haya puesto fácil

P: “No visto una talla convencional, eso no me limita para vestirme como quiera”. ¿Crees que realmente la industria de la moda sí que limita a las personas a vestirse de una forma u otra en función de su cuerpo?

R: Esa frase significa que da igual la talla que use, para vestirme con un bikini, una falda corta, un vestido de tirantes… al final mi talla no me limita. Pero sí que es  cierto que la industria de la moda nos limita un poco. Hace años era muy difícil tener un estilo propio, ya que la escasez de tallas grandes era enorme y lo poco se encontraba no era para nada mi estilo. Eso  me dio una habilidad, para no conformarme con lo que la industria de  la moda consideraba que debía de vestir. Al final compraba sus prendas, pero terminaba modificándolas. Creo  que los límites se los pone cada uno. Como te decía, cuando  era adolescente no me sentía representada con la moda que tenían para mi, pero al final las modificaba a mi estilo.

Hace años era muy difícil tener un estilo propio por la escasez de tallas grandes, así que compraba las prendas que la industria de la moda consideraba que yo debería vestir pero las modificaba a mi gusto

PAULA CAL, VISTE TUS CURVAS

P: ¿Has recibido comentarios de personas que te decían que x prenda “te quedaba mal” por el tipo de cuerpo que podías tener?

R: Sí, tuve que escuchar muchos  comentarios de ese estilo y siempre de adultos. “Con los hombros que tienes no te queda bien llevarlos tan descubiertos”, “te disimula más una prenda floja o en negro”, “ese estampado no es para ti”… y no solo con la ropa,  si no también con el deporte. Hacía piragüismo y me solían decir que ese deporte me dejaría un cuerpo de hombre, que ya tenía una espalda ancha y se me pondría mas…

P: ¿Cómo definirías tu estilo a la hora de vestir?

R: No creo  que tenga un estilo definido como tal. Me gustan las prendas cómodas, los vestidos midi me vuelven loca y si tienen un estampado bonito mas. Se podría decir que me gusta un estilo romántico y sencillo.

P: Personalmente, ¿has tenido algún tipo de problema a la hora de vestirte con ropa de tiendas de Inditex por ausencia de tallas?

R: Cuando era adolescente sí, porque solo tenían hasta la talla 42 y yo usaba una 44. Ahora no, porque no pierdo el tiempo entrando en una tienda que sé que no tiene prendas para mi. Es como si un vegano va a una carnicería, es inútil, no encontrará nada. Lo  mismo me pasa  a mi con Inditex. No me molesto en ir donde no tienen nada para mi.

P: En ciertas tiendas, la talla L y la S tienen muy pocos centímetros de diferencia, o lo que es una talla L en una tienda pertenece a una M en otra distinta. ¿Alguna vez has sentido frustración por este cambio de tallas?

R: Sí, cuando era adolescente me hacía sentir mal. No era fácil  entrar en una tienda y ver que tenía que coger más talla y eso me hacía pensar que había engordado.  Hasta que un día, empecé a recortar las etiquetas de las prendas y no obsesionarme por una talla, porque yo valía más  que eso.

Paula Cal en Instagram / @vistetuscurvas

Este baile de tallas provoca consecuencias muy serias en nuestra propia visión del cuerpo. Repercute en la forma que tiene el consumidor de verse a sí mismo, aumentando una distorsión de la imagen corporal que tiene como resultado una gran cantidad de inseguridades y rechazo hacia nuestro físico. Según Paula, “sobre todo cuando eres adolescente, el hecho de no poder comprarte ropa donde la compran tus amigas te hace sentir diferente y mucho más inseguro”.

P: Personalmente, ¿qué tiendas recomiendas que son las más inclusivas en cuanto a tallas?

R: Mis preferidas son Problue, tienen prendas hasta una 5xl real y sus valores me encantan. ASOS, tienen prendas para todos y cubren muchos estilos. Neverfullydressed es una marca Americana que tienes prendas para todos y diseños increíbles llenos de color. Se podría decir que es mi estilo al 100%, no encuentro ningún diseño que no me guste. Sin embargo, en España estamos años luz con la moda de tallas grandes.

P: La industria de la moda cada vez incluye a más modelos curvy e incluso en la publicidad vemos pequeños cambios donde se visibilizan otro tipo de cuerpos que no son normativos. ¿Estamos avanzando en este sentido o todavía no hay grandes cambios?

R: Creo que sí y no. En este momento las modelos curvy tienen más visibilidad, pero las modelos Plus size no tanto. Pero espero que con los años cambie y que todos tengamos derecho a sentirnos representados.