Probablemente no sea la primera vez que escuchas la palabra “cáncer”. Puede ser que la hayas oído con la peor de las noticias al lado. Puede que un familiar, una persona querida o tú mismx conozcas de primera mano este término. También puede ser que haya pasado de puntillas por tu lado y que, aliviadx, creas que esta entrevista no va contigo.

Querida persona que está detrás de la pantalla, ser superviviente de un cáncer cambia la forma de ver la vida de la persona que ha padecido la enfermedad. Cambia la forma de vivir y el rango de importancia que se le da a las cosas. Por eso nos tomamos un café con Mónica Bastida , una superviviente de un cáncer de ovario con muchas ganas de trasmitir su experiencia a mujeres que se vean superadas por la situación. Tras su enfermedad escribió un libro llamado “La estrella de tu vida eres tú” desde el que intenta transmitir su aprendizaje.

El cáncer es esa enfermedad que consiste en el desarrollo de células anormales en el cuerpo humano y que se diseminan sin control por distintas zonas. Estas células pueden, en gran cantidad, formar tumores o neoplasias que, si se expanden, pueden llegar a sustituir a los tejidos normales. Según el Castellón School of Cancer Surgery, el cáncer de ovario es uno de ellos y afecta aproximadamente al 5% de los tumores femeninos. Aunque parece un número pequeño respecto a otros países se puede considerar que tiene una incidencia alta en ascenso desde los años 60.

Pregunta: En primer lugar, ¿podrías contarnos un poco sobre ti? ¿Sobre tu experiencia como
superviviente de un cáncer?

Respuesta: Soy Mónica Bastida, enfermera, Coach en PNL, monitora de zumba y autora del libro “La estrella de tu vida eres tú”. Respecto a mi experiencia como superviviente de cáncer diría que el cáncer me hizo ponerme las pilas, me hizo centrarme en mí misma y plantearme cuál eran mis sueños y que debía hacer para conseguirlos

P: ¿En qué momento empezaste a ser activista en redes sociales publicando cosas relacionadas con esta patología?

R: El momento en que empecé a ser más activa en redes hablando de mi supervivencia de mi enfermedad, al año más o menos de curarme, pero la pandemia fue lo que más me hizo subir seguidores y darle forma más profesional.

P: ¿Cuáles fueron los motivos de escribir el libro “La estrella de tu vida eres tú”?

R: Durante mi enfermedad empecé a escribir todo lo que aprendía y todo lo que sentía. Al principio lo escribía para mí, no tenía ninguna intención de escribir ningún libro, era mi manera desahogarme. Cuando me curé, estudié Coach en PNL y mis compañeros y mi profesora me animaron a compartir todo lo que había aprendido. Di forma a mi diario, a todos mis sentimientos y momentos de tristeza, de rabia, de depresión, de alegrías, de miedos… Recopilé todos los estudios de la información que fui aprendiendo y utilizando durante mi enfermedad. Y así nació mi libro “La estrella de tu vida eres tú”. Se titula así porque esta frase me llegó durante una sesión de reiki. Y ahora es mi lema de vida. Estoy muy feliz porque sé que estoy ayudando a muchas mujeres.

P: Tener una actitud proactiva es imprescindible para hacer frente a los momentos más duros de la vida, pero es cierto que no basta solo con tener una buena actitud para conseguir sobrevivir un cáncer. ¿Qué opinas?

R: ¡Claro! Es importante tener muy claro que en ningún momento hay que abandonar los tratamientos que los profesionales nos indican. Yo me he dado cuenta que la mente es capaz de cualquier cosa, y me lo demostré a mi misma haciendo visualizaciones creativas y meditación. Yo las hacía de manera intuitiva. Ahora las tengo grabadas.

P: ¿Cómo te sentiste tú durante el proceso? ¿Fue muy duro?

R: Es muy importante hacer un duelo y pasar por todas las fases, y cuando aceptas que tienes una enfermedad, NO ES RESIGNACIÓN, es aceptación. Aquí es cuando puedes empezar a ser activa en tu tratamiento. Yo me pregunté a mí misma: ¿qué puedo hacer yo para mejorar y llevar mejor mi proceso? Y ahí fue cuando empecé a estudiar, a meditar y a utilizar todas las técnicas que iban llegando a mí para poder curarme.

P: Verte tan positiva es motivador, pero, ¿te costó adaptarte a la vida después de haberlo superado? ¿Has tenido altibajos anímicos después de la recuperación?

R: Me costó adaptarme a mi nueva vida después de superar el cáncer sí, me costó un poco la verdad. Volví a mi trabajo, pero mucho más tranquila intentando gestionar mi estrés y muy enfocada en cumplir mi sueño.
Mi sueño era tener mis propias alumnas de baile y de hecho ya lo he conseguido, se ha cumplido, ya tengo mis propias alumnas de baile, cada vez son más y más . Estoy muy agradecida. He tenido altibajos claro, por supuesto. Justo después de que me dijeran que ya estaba curada tuve una pequeña depresión. Mi doctora me dijo que era normal, estaba sufriendo un shock postraumático. También tengo altibajos cuando me toca la ITV . Me entran todos los males y mi cabeza me regala malos pensamientos. Pero me visualizo sana y saludable y lo consigo, mis pruebas salen bien y llevo 5 años limpia.

P: ¿Cómo se encaja la noticia “tengo cáncer”?

R: Por un momento imagínate que te dicen que tienes cáncer, lo primero que te viene a la mente es la palabra muerte ¿a qué si? Se encaja fatal, muy mal, te ves muerta.

P: ¿Has necesitado ayuda psicológica durante el proceso?

R: Sí, de hecho os lo recomiendo, no lo llevéis solas, pedid ayuda psicológica o un grupo de apoyo, lo que sea. El dolor en compañía es menos dolor. Tuve ayuda psicológica y me fue muy bien, pero me costó aceptar que la necesitaba, porque pensaba que yo era fuerte y podía sola, pero NO ES ASÍ. Se necesita acompañamiento.

P: En determinados cánceres como el de ovario o el de mama pasa que algunas mujeres
jóvenes padecen tumores malignos debido a no haber tenido las revisiones necesarias
con anterioridad. ¿Cómo crees que está enfocado el tema de la salud femenina?

R: Lo más importante es la prevención, así que haced las revisiones ginecológicas que toquen. 
Muy importante auto explorarse las mamas y revisar nuestras menstruaciones. En el caso del cáncer de ovario, se presenta cuando ya está avanzado así que lo más importante es prevenir. Mi mensaje final para todas las mujeres de este mundo es: motívate, cuídate, quiérete mucho y nunca olvides que “La estrella de tu vida eres tú “